Flores de Bach para niños

21.00 IVA incluido

“Ser padres es el amor multiplicado por el infinito”.

Una de las mayores ventajas de las flores de Bach es que se trata de un tratamiento no invasivo que tampoco tiene efectos secundarios, por lo que se puede utilizar a cualquier edad, en niños e incluso en los bebés.

Aclaramos que este tratamiento no pretende reemplazar los medicamentos ni otros tratamientos convencionales, pero puede ser eficaz para estabilizar las emociones y las energías que desequilibran a los pequeños, y que pueden ser la base de muchos de los problemas que se desarrollan en la infancia.

Ayuda a tu hijo a relajar y conciliar el sueño, motiva, ayuda a la concentración, y equilibra para crear una personalidad segura.

Nuestro diseño especial de “roll on”  impide que se desperdicie cada átomo de esta maravilla terapéutica con el fin de equilibrar nuestra armonía entre cuerpo y mente.

Otra ventaja, es que se han desarrollado en aceite esencial, por lo que no es necesario tomarlas, y las puedes llevar consigo en el bolsillo, bolso, bandolera, etc.

Descripción

Flores de Bach para niños es el resultado de una gran investigación para desarrollar el mejor preparado natural posible.

  • White Chestnut: Tienes pensamientos obsesivos y preocupantes que parecen imposibles de controlar.
  • Walnut: Eres incapaz de romper los vínculos con el pasado (transiciones en la vida), y fácilmente influenciable.
  • Vervain: Tienes opiniones opiniones fijas; necesitas convertir a los que te rodean, demasiado entusiasta.
  • Star of Bethlehem: Angustia e infelicidad debidas a un shock o a un traumatismo (intemporales).
  • Scleranthus: Indecisión, cambios de humor, tendencia a no discutir con los demás.
  • Rock Rose: Susto, ataques de pánico, terror, histeria. Terror extremo.
  • Pine: Culpa y auto culpabilidad.
  • Mustard: Tristeza inexplicable, melancolía y desesperación, como una nube negra. No sabes por qué te sientes así.
  • Larch: Sentimientos de inadecuación; no tienes confianza en ti mismo.
  • Mimulus: Miedo a las cosas cotidianas, a la enfermedad, al dolor, a los accidentes o a la desgracia. Miedo o ansiedad por algo concreto.
  • Impatiens: Te sientes impaciente e irritado por la lentitud de los demás.
  • Holly: Te sientes dominado-a por la ira, los celos, la envidia, etc.
  • Chicory: Preocupación excesiva por los demás; posesividad.
  • Cherry Plum: Miedo a perder el control de la mente, las emociones o el cuerpo; tendencias suicidas, rabietas.
  • Beech: Eres perfeccionista, intolerante y demasiado crítico-a.
  • Aspen: Miedos vagos y desconocidos, terror o pesadillas. Te sientes  ansioso-a pero no sabes por qué.
  • Con aceite esencia lavanda y geranio
  • Envase 30ml

La dosis dependerá del estado de la persona, pudiéndoselas aplicar en la zona de detrás de las orejas o en las muñecas varias veces al día.

Las flores de Bach para niños carecen de efectos secundarios, no interfieren con otras medicinas ni provocan efectos de habituación y mucho menos, intoxicaciones por sobredosis.

 También recuerde que no existe un tiempo definido para su utilización, ya que depende de cada persona, de su grado de sensibilidad, del tiempo que arrastra el problema, y ​​del problema en sí mismo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Flores de Bach para niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *